Borge recluido en celda sin baño

Borge recluido en celda sin baño

Tiene perfil delictivo

EL UNIVERSAL.-
Cuando la Policía Nacional de Panamá asume la custodia de un prisionero que, dentro o fuera del país, tiene alguna relevancia política o criminal, le despoja de privilegios y le atribuye una calificación que exhibe la trascendencia del detenido que está sometido a proceso judicial—todavía ni es condenado, liberado ni extraditado, pero sobre el que hay un cerco de vigilancia: Alto perfil delictivo.

Uno de esos personajes que alteró los escenarios panameños policiales cotidianos es Roberto Borge Angulo, mexicano, de 37 años, ex gobernador de Quintana Roo de 2011 a 2016 y reclamado desde el 31 de mayo de este año por la justicia de México para juzgarle por el presunto delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita o “lavado” de dinero.

Perseguido por México y por la Policía Internacional (INTERPOL), fue capturado el domingo anterior por la noche en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, en el este de esta ciudad.

Tras pernoctar en la terminal, pasó a una celda en un conjunto de viejos edificios de la Dirección de Investigación Judicial de la policía, en la esquina de Avenida Ascanio Arosemena y Calle Haychel Wong de González, en Ancón, uno de los espacios que integran el distrito metropolitano de la capital.

“Está en una celda individual, pequeña, con cama. Hay un baño común. Se baña y hace sus necesidades en el mismo espacio al que van los otros detenidos”, declaró una autoridad policial panameña. “Cuando necesita ir al baño, pide permiso y va acompañado de custodios. El lugar tiene mucha seguridad”, contó.

Declaró “sin privilegios: Él es como los otros y es la regla en esas celdas. Ni siquiera tiene televisor”, narró, al aclarar que, por seguridad, se abstuvo de dar su identidad y de contar detalles del lugar. “Todo lo que quiera, como estar un tiempo al sol o algún otro beneficio, como un libro, debe ser pedido por sus abogados”, relató.

Dejar un Comentario