En este trienio les tocó mala suerte a los habitantes de Empalme y Guaymas,…

En este trienio les tocó mala suerte a los habitantes de Empalme y Guaymas,…

… con los alcaldes CARLOS ENRIQUE GÓMEZ COTA (PRI) y LORENZO DE CIMA DWORAK(PAN). Hablando primero del llamado pueblo rielero, en su historia jamás se había visto el atraso en obras y bienestar de la población, aunado a que los índices de inseguridad se elevaron exponencialmente, al grado que los grupos de sicarios no respetan ni el Palacio Municipal, prueba de ello es el joven que acribillaron ayer a unos metros de donde despacha el presidente Gómez, al que le vibró el escritorio con los “pajuelazos” de la metralla.

Y en el caso de Guaymas, donde en inseguridad también se pintan solos, pero ese Municipio se ha caracterizado más por los conflictos entre el Cabildo, los funcionarios y el propio alcalde De Cima, con lo que ha demostrado la falta de oficio político para conducir los destinos del puerto. Y a propósito de alcaldes, recordamos que en la administración del tristemente célebre GUILLERMO PADRÉS ELÍAS, se discriminaba claramente a los presidentes municipales que no eran del PAN, a quienes con fines políticos los asfixiaba negándoles recursos que les pertenecían y si alguien lo duda pregúntenselo a ROGELIO DÍAZ BROWN. En el caso de la gobernadora CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO, esa discriminación pasó a la historia, sin embargo, vemos también alcaldes asfixiados en términos económicos, pero hay quienes aseguran que nada tiene que ver el actuar de la mandataria, sino la astucia y sagacidad de los ediles para tocar puertas tanto en dependencias estatales como federales.

Ahí tenemos el caso del alcalde perredista de Bácum, EUSEBIO MIRANDA GUERRERO, que lejos de ser ignorado por el Ejecutivo estatal, lo atienden mejor que a varios priístas, seguramente porque le entiende a eso de tocar puertas. Incluso recordaremos que hace unas semanas en la celebración de los 400 años de fundado el Municipio, no sólo estuvo la gobernadora Pavlovich con parte de su gabinete, sino que ese día se trasladaron los tres poderes a esas tierras, para unirse a esa celebración.

Claro que esto no le cayó del cielo al edil, sino que se arrimó una madriza tocando puertas aquí y allá para lograr que el evento luciera. Y por si fuera poco las finanzas que maneja Miranda Guerrero, aunque no son boyantes, ni está en la opulencia, pero por lo menos no se encuentra en las condiciones lamentables de otros presidentes municipales como MOISÉS PONCE DE LEÓN de Benito Juárez, que le debe a todo mundo y se jala una oreja y no se encuentra la otra, porque la recaudación local es raquítica y no llueven recursos ni del Estado ni de la Federación y por lo visto carece de colmillo para ir a buscarlos.

En caso del alcalde de San Ignacio Río Muerto, FERMÍN GUILLÉN VALENZUELA, a quien ayer le hicieron una manifestación los burócratas municipales exigiendo el pago de ocho quincenas y al salir a dar la cara los invitó a la Secretaría de Hacienda estatal con el fin de solicitar recursos para sufragar ese y otros gastos pendientes………..

Hoy a las nueve de la mañana el alcalde FAUSTINO FÉLIX CHÁVEZ, estará recibiendo a los periodistas de la localidad en la sala de Cabildo para un desayuno con motivo del Día de la Libertad de Expresión, donde además se ofrecerá la conferencia “Libertad de Expresión y Derecho de Réplica”, aunque la invitación no dice quién impartirá tal conferencia…………

Nos llegan informes de que entre Estación Oroz y Pótam, ayer tarde-noche estaba ocurriendo algo grave, cuando un grupo de indígenas inconformes con el sindicato actual de Maquilas Tetakawi, liderados por el de nombre LORENZO VALENZUELA retuvo varios camiones de esa empresa, con personal que iba saliendo de turno y otros tantos que iban entrando, donde se hablaba de alrededor de 400 almas privadas de su libertad. Si esto es cierto, seguramente don Lorenzo ni idea tiene del problema en el que se está metiendo, porque está violando los derechos de centenares de trabajadores que no tienen culpa alguna del conflicto con la empresa o el sindicato.

Los riesgos aquí son demasiados, porque ¿quién le brindará agua y comida a tanta gente?, o sencillamente ¿cómo le harán las damas para hacer sus necesidades fisiológicas? Además ¿qué pasaría con los hijos menores de aquellas madres de familia que las esperan en su casa, pero quedaron varadas? El asunto sin duda está en chino y ojalá que alguna autoridad competente se haya abocado anoche mismo a liberar a esta gente, porque al decir de una fuente interna de la tribu, anoche no tenían contemplado dejarlas en libertad. En un descuido esto puede convertirse en un problema de dimensiones incalculables, porque estamos hablando de vidas humanas.

Dejar un Comentario