Curiosa nota…

… publicó recientemente un diario vespertino del Distrito Federal. En síntesis, esta es la nota:
“Furioso porque su esposa Carolina Vargas Granados, de 22 años, se negó a besarlo, Carlos Sáenz Meneses la arrojó de la azotea de su domicilio en Cabo Corrientes Mil, colonia Gabriel Hernández. La mujer está internada en el hospital de traumatología de La Villa. El responsable of the course, huyó a pesar de que llegó a su hogar hasta las greñas…
La mujer interrogada, con muchas dificultades dado su estado tan crítico, declaró que Carlitos, su viejo, llegó bien rayado y que muy afectuoso intentó besuquearla, pero que olía “horrible, a vino corriente, a ajo, cebolla y mariguana” y que sintió mucho asco y lo repelió con el resultado “que usted está viendo, licenciado”.
Este Carlitos, galante y besador había seguido a pie juntillas y muy devotamente la recomendación del embajador John Gavin:
Movió con ganas su KAKARDÍ…

Dejar un Comentario