En Texas se encuentra un mexicano sentenciado a muerte,

MEXICO, DF., Junio de 1981.-
 específicamente en la ciudad de Dallas. Con torturas tremendas, los judiciales texanos le arrancaron una confesión sobre un homicidio que, por supuesto, el paisano jura y perjura que no cometió. Un reportero mexicano logró hacerle una entrevista, con grandes dificultades, porque el pobre paisano está alojado ya en la celda de la muerte.
Fue condenado a morir en la cámara de gases letales dentro de muy poco tiempo.
En la entrevista el mexicano le contó a nuestro colega, las barbaridades que le han cometido: Los agentes judiciales tiene fama de racistas, enemigos jurados de los mexicanos ; el jurado que lo condenó en su mayoría es racista y el abogado defensor de oficio que le asignaron, enemigo también de México, jamás se paró en su celda. En resumen, que por castigar un crimen se cometerá otro más monstruoso.
Ojalá que este caso mueva la conciencia de John Gavin y en algo contribuya cuando menos para que se abra una investigación a fondo, puesto que está comprobado que los judiciales texanos torturadores, le quitaron el campeonato en estos menesteres a nuestros “Ilustres” federales mexicanos… Abur…

Dejar un Comentario