Los médicos del Presidente Ronald Reagan

Los médicos del Presidente Ronald Reagan, sobre todo los que manejan la terapia intensiva, se llevaron un buen susto, cuando le apareció en el pulmón lesionado al mandatario, un peligroso absceso.
Luego determinaron que se le aplicaran antibióticos en medidas mayores y se multiplicara la vigilancia en la evolución de su estado general de salud. Además, dictaron una orden terminante cuya parte substancial dice:
“… y sólo deberá laborar dos horas al día, hasta que haya desaparecido totalmente el riesgo de una recaída a causa del absceso pulmonar”…
Cuando leyó esta noticia un conocido comentarista regional, nos hizo esta deducción curiosa:
– ¿Qué le pagarán el Mínimo al señor Reagan?… porque de ser así, lo parten dejándolo chambear sólo dos horas!…

Dejar un Comentario