Al maestro con cariño y con respeto por ser la luz…

-Al maestro con cariño y con respeto por ser la luz de la enseñanza a través del tiempo y el espacio, su ejemplo será siempre perenne
-Por sobre todas las vicisitudes del acontecer social y político, las enseñanzas de los maestros vislumbran los paradigmas de la sociedad en busca del bienestar y mejores estadios de desarrollo
-Por eso su honra tiene que ser siempre adentro y afuera de las aulas, sea o no su onomástico e independientemente de ideologías, credos y partidos políticos

 

 

Por:  Bernardino Galaviz

 

Durante las últimas décadas de creciente descomposición social, desvalorización de la sociedad, de privilegio de los antivalores y de prevalencia de la maldad cada vez más generalizada, sobre todo en las últimas generaciones que han venido empujando el enorme convoy de la sociedad, por desgracia una gran parte cada vez más rodando bajo los carriles del submundo y la pestilente corrupción arropando los diversos escenarios de la sociedad, en donde por supuesto los centros de enseñanza de todos los niveles no han quedado zafos y en ocasiones en muchos de ellos los maestros inercialmente son arrastrados, sin que haya poder alguno con la capacidad para detener tan siquiera el desprestigio, en cuyo tobogán por obra y gracia del conglomerado injustamente tipificados los tienen en el lugar que no les corresponde, por los juicios cruzados de ideologías, credos y partidos políticos, hoy por hoy, sin merecerlo constituyen en algunas regiones el principal tribunal contra la educación, en donde la planta académica, el magisterio pues, por lo regular casi siempre saliendo está con la peor parte; lo hemos vivido crudamente durante los últimos tres sexenios, de importamadrismo, corrupción e ignorancia del devenir histórico de la nación, por obra y gracia de los programas académicos a modo de los mandatarios Fox, Calderón y Peña Nieto con la discutidísima Reforma Académica, hasta la fecha inoperante y fracasada en amplias regiones del territorio nacional, los maestros, por la influencia ideológica y vociferaciones de todos los partidos políticos en algunas partes están siendo objeto de los peores adjetivos calificativos, hasta el grado de la estigmatización por empresarios y organizaciones no gubernamentales como “Primero México” de Claudio X González, en el protagonismo de encabezar según ellos, la avanzada del país en pro de alcanzar los paradigmas que la nación necesita, en cuyo caparazón ideológico y político como apéndice oficial y en representación de los objetivos privatizadores de la educación para ponerla en manos de los intereses más retrógrados contra la educación laica, gratuita y obligatoria, pretenden triturar la planta académica del país, piedra angular del proceso de enseñanza aprendizaje y columna vertebral de las estrategias de que los gobiernos deberían adoptar como suyas en el ejercicio de gobiernos comprometidos con los reclamos del gran acontecer nacional e internacional, del que dicho sea de paso, muy lejos nos estamos quedando, sobre todo en el campo de las ciencias exactas, el español y el inglés, en donde según las últimas evaluaciones de la UNESCO, reprobados estamos saliendo, y todo por desatender indebidamente, sobre todo por apostarle a la confrontación, el aniquilamiento, la división y los enfrentamientos contra la planta académica del sistema educativo nacional. En estos momentos en muchas regiones del país, por falta de buenos sueldos, estímulos y capacitaciones adecuadas, al garete los maestros, tratan de cumplir con los programas académicos, a como pueden, fiscalizados al extremo y temerosos de ser corridos de un momento a otro, por las hoy por hoy, temerarias evaluaciones, bajo cuya estrategia, en lugar de rendir mas académicamente están saliendo, en algunas partes con los peores resultados, diferentes eran los tiempos idos, de respeto creciente a los maestros, quienes sin las múltiples herramientas actuales, paupérrimos salarios, en aulas de ramas en lugar de aulas de medios como pomposamente ahora se anuncia, con gises en lugar de pintarrones, cuadernos de hojas de mandado en lugar de tablet y laptop, los maestros eran unos señorones respetados y queridos en los pueblos, representaban verdaderamente la luz de la enseñanza, los ejemplos perennes a seguir, quienes al salir de sexto enseñaban a los alumnos hasta las divisiones y la raíz cuadrada, en el más amplio respeto a las reglas gramaticales y los signos de puntuación, mientras ahora a los alumnos les vale un soberano cacahuate, si el maestro se encuentra o no al frente del grupo, su atención se concentra en los menús de los celulares, en busca como autómatas robotizados de informaciones inadecuadas y morbosas, desencajantes de la realidad, en donde los padres perdidos se encuentran en el tiempo y el espacio, lo que nos lleva a considerar que las tareas que diario tienen que enfrenar lo profesores, se han multiplicado, complicando aún más el proceso de enseñanza aprendizaje, en donde notable es la poca participación de los padres de familia, el protagonismo oficial y empresarial, además de organismos no gubernamentales y partidos políticos, también con la pretensión de sacar raja, de ahí pues, que hoy más que nunca, al maestro con cariño y el máximo respeto de toda la sociedad.

Dejar un Comentario