El mandado le están comiendo al pasmado…

-El mandado le están comiendo al pasmado de Ubaldo Ibarra por lento y estar pagándole las muladas a los profes de la alianza

– Como chapulines en el mes de agosto están brincando perredistas a MORENA en busca de nuevas alternativas sociales

-Y Benjamín Rivera Rojo, con sumadora en mano, avanza de regreso a la alcaldía, apuntando indígenas y maestros de todos los niveles de enseñanza, tendencia y colores

Por: Bernardino Galaviz

 

Mientras el director de Ecología del Municipio de Etchojoa continúa en los brazos de Morfeo, durmiendo la dulce vida, dos maestros del Municipio de Huatabampo, Alonso Soto Ayala y Ramón Armando Laguna Barredez, en marcha han puesto el programa de saneamiento del Río Mayo, ahí a un costado del puente, amontonando ramajos, hojarascas , bolsas y papeles, para limpiar las áreas de sesteo de visitantes y familias de la cabecera y otros pueblos del Municipio, enseguida vendrá el pintado de árboles y la colocación de sanitarios portátiles para completar la limpieza necesitada; sin duda encomiable labor de ambos académicos con la innata vocación del saneamiento ambiental, dignos de todo crédito y ejemplos a seguir, indiscutiblemente que sí. Mas en la latente coyuntura de regresar de nuevo las ventoleras en pro del sacrificio popular o dicho también de otro modo, buscar la estafeta municipal para trabajar por el bienestar de la población, una y otra vez truncado por la falta de iniciativas de las autoridades y la politización de las acciones, programas y presupuestos autorizados con ese fin, huecos por aquí y por allá ,ante la falta de mono municipal y la incapacidad del presidente municipal Ubaldo Ibarra, para eficientar el organigrama y establecer coordinaciones efectivas con el cuerpo edilicio, a punto de convertirse en una cena de negros, en donde no se sabe ni quién las da y sálvese quien pueda, parece ser el común denominador en el concepto de los ediles, ante los enfrentamientos y divisiones, una y otra vez suscitados, suplantando a segundo término los asuntos de vital importancia para la buena marcha de la Comuna y el exigente conglomerado, ante la inminente llegada al segundo Informe de Gobierno y un mes después el inicio del año electoral, hacia donde dos que tres ya están echando un vistazo, sobre todo un montón de ex perredistas apuntadísimos desde hace meses para buscar la Alcaldía y la curul en el Congreso local, pero por las filas del Movimiento Regeneración Nacional, en la avanzada desde el Estado de México y con la advertencia de venir arrastrando con toda la basura tricolor, blanquiazul, petistas, ecologistas y aliancistas no importa que para no entramparse, maquinaria con tecnología de punta tengan que utilizar para reciclarla y todavía ver si lo logran ,ante las largas, gruesas y peludas colas arrastradas de sus madrigueras de la corrupción y el saqueo; en ese notable vacío de poder, abierto por la insensibilidad y el descrédito de Ibarra Lugo, hoy por hoy convertido junto con el secretario de la Comuna, el yoreme don Gregorio Ontamucha, el rehén del jefe de las finanzas municipales, Raúl Ramírez, el afamado “diamante”, en cuyos entornos según se dice, nomás sus chicharrones continúan tronando. Mientras colateralmente, auténticos líderes sociales, plenamente comprobados en el ejercicio público, del tamaño del profesor Benjamín Rivera Rojo, viento en popa, día con día, suma adeptos y concierta con numerosos grupos de las principales comisarías y la cabecera municipal, en aras de abanderar al Partido Acción Nacional, hacia donde no se duda jalará amplios sectores del magisterio, en un virtual gancho al hígado a los de Alianza Social, en el uno dos pues, con los perredistas, también emigrados a MORENA, en su mayoría mentores, también salidos del SNTE para confraternizar con la otra CNTE, mejor conocida como Coordinadora Nacional de la Educación. Con cuya avalancha, si los cálculos no fallan como andan diciendo por doquier, como el que chifló en la loma van a dejar al presidente del tricolor y el codiciado deseo de ser edil del próximo Ayuntamiento, más si a la precitada suma de encabronados, se agregan los habitantes de buena parte de las comunidades indígenas, en donde ni agua le merecen al alcalde y a la deriva, por no decir , por un tubo ha mandado a los usos y costumbres de la nación Yoreme- Mayo, según nos comentaba hace unos días el gobernador del pueblo de Etchojoa, Miguel Ángel Ayala, y algunos capitanes de los fariseos, a los que una y otra vez, por mentiroso con la puerta en la nariz los ha regresado del Palacio Municipal. Con toda esta sumatoria en contra, prácticamente a más de la mitad de su mandato, vale más empiece a alistarse con todo y chivas, para dejar el Palacio, al que nunca habría de haber llegado, se generaliza cada vez más el concenso de la población, harta del desprecio y la desatención, del malogrado jefe de la Comuna.

Dejar un Comentario