Navojoa bajo el yugo de la homofobia

Por: Roberto Aguilar

La homofobia es un problema cultural que sigue existiendo y afectando a nuestra sociedad, centros laborales y especialmente en centros educativos, indicó Martín Sánchez Flores.

El psicólogo y especialista en casos de agresión por homofobia del Centro Especializado de Atención Psicológica, mencionó que la mayoría de los discriminados manifiestan haber sufrido violencia en sus escuelas, lo que causa que no puedan construir su identidad o vivir de forma positiva su orientación afectiva sexual.

“Se pueden reconocer a sí mismos como homosexuales, bisexuales o transexuales pero lo ocultan en público, bien porque no se atreven a reconocerse como tales ante los demás, por temor a ser señalados”, expresó.

En los últimos años, agregó, son muchos los avances en igualdad que se han conseguido, estatutos de autonomía en torno a la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, y otros.

“Sin embargo, la igualdad no ha sido conseguida plenamente, pese a reconocimientos legales, en nuestro país siguen existiendo muchísimos casos de discriminación en especial aquí en Sonora”, mencionó.

Un problema desencadenante por este problema, agregó, es el crecimiento de jóvenes infectados por el VIH, ya que la prevención de esta enfermedad es imposible en un entorno homofóbico, ya que no se permite hablar de salud sexual de una forma más abierta.

“Es de vital importancia que no dejemos de educar y concienciar a nuestra sociedad, es necesario ya incluir en la educación sexual pláticas de relaciones de afectividad y sexualidad entre personas del mismo sexo y se termine de discriminar y marginar a estas personas”, concluyó.

Dejar un Comentario