Cristina Laborín y Federico Antonio Valenzuela derrochan romance

La historia de amor que comenzaron en su etapa de noviazgo llegó a su capítulo más romántico, Cristina Laborín La Puente y Federico Antonio Valenzuela Gutiérrez intercambiaron promesas de amor ante Dios.

Fue en el Templo de Nuestra Señora de Fátima donde los enamorados pidieron al Altísimo su bendición, la cual les fue impuesta por el sacerdote Miguel Agustín Durazo Arvizu.

A las plegarias por una vida feliz para sus hijos se unieron Lorenia de la Puente de Laborín, Federico Antonio Valenzuela Quiroga y María Fernanda Gutiérrez de Valenzuela, mientras que desde el cielo eran bendecidos por Constantino Laborín González, (+), padre de la hermosa novia.

Cientos de personas se congregaron en una hermosa hacienda, donde los ahora esposos bailaron su vals de casados para luego dar paso al grupo encargado de amenizar la velada.

Dejar un Comentario