Arte y Artesanías de Oaxaca en Cajeme

Arte y Artesanías de Oaxaca en Cajeme

Francisco Sánchez López.-

En 1967 visitamos la antigua ciudad de Antequera (Oaxaca) en viaje de estudios de la arquitectura en Monte Albán y Mitla, el eclipse de sol y la fantástica tradición artesanal típica oaxaqueña. Por una década viajamos la ruta Hippie de San Francisco-Guadalajara-Playa Xipolite-Isla Mujeres, porque la pintura encuadrada estaba en la imaginería precolombina, folclorismo, psicodelia y la influencia de la Rufino Tamayo en la generación de pintores Francisco Toledo y Alejandro Colunga.
Con una asombrosa semblanza el artista y artesano Fernando Andriacci entusiasmó con su exposición “Pintura, Gobelinos y Escultura” con 42 obras de cerámica, óleos y bronce en la galería Héctor Martínez Arteche. Por la rareza de la imaginería pocas veces observada en la ciudad, le pregunté: ¿Cuál es el concepto de la exposición?: -Está enfocada a la niñez, a jóvenes para poder motivarlos e influenciarlos a la pintura por invitación de la gobernadora Claudia Pavlovich.-
La curaduría fue en un taller del autor en Oaxaca por Roberto Barajas para ser expuesta en el Museo de las Artes de Hermosillo. La museografía combinó esculturas al bronce con pinturas y el título de la exposición sobre el muro de honor en la sala principal, considerado exagerado al distraer el dialogo museográfico: En las salas continuas, se jugó con cuadros y formas escultóricas artesanales de cerámica esmaltada en un figurativo fantasioso, lo más bello del autor.
Para la crítica de arte las obras que equilibraron el valor artístico con el valor estético, consecuentemente, las más bellas fueron: En pinturas al óleo, Festival, Calenda Oaxaqueñera y Bajo el agua; al gis pastel, Apariciones del desierto y Cantos de amor y la serigrafía El Cosmos. De la cerámica en cuadros: Paseos divertidos, Los personajes de mi tierra y El lago de los cocodrilos. En piezas escultóricas de cerámica: Posando y Vampiro travieso, fabulosas figuras de un chapulín antropoide y las más hermosas de la exhibición junto con las esculturas al bronce coloreado, Águila geométrica y Toro cabeza arriba y Toro cebú.
Andriacci en sus fantasiosas figuras de la dualidad insectos-humanoide son piezas de cerámica escultórica de extraordinaria belleza: Es lo artesanal elevado a lo estético por este oaxaqueño que por primera vez viene a Sonora.
Las mejor logradas: El beso, Actuación y La vuelta al mundo, al óleo; Vaca grande, Gato grande, Rinoceronte sobre ruedas y Jirafa cuello volteado, en escultura.
Sus esculturas zoomorfas-geométricas están maravillosas, más no así en su pintura por contener figuras infantiles planas con intenso colorido, tipo muñecos, recargadas con simbologías de mitos y leyendas de su estado natal, lo real maravilloso expresado en un dibujo naíf sin manejo de la luz o luminosidad.
La inauguración fue frustrante por la hora y media de tediosa espera para que llegara el secretario de Educación y Cultura estatal con su sequito de asistentes, diputadas, personal de Museo de las Artes y demás, para escuchar insulso discurso sobre la borrachera del pasado FAOT en Álamos, la litografía que le regaló el autor, insistiendo en que gracias a su patrona la gobernadora Pavlovich se tiene la exposición en Cajeme, cuyo alcalde no fue invitado por motivos políticos grupales, considerándose irrespetuoso de los hermosillenses por su investidura.
El recorrido emocional por los fue interrumpido por improvisada conferencia de prensa y el público solicitándole X o Y cosas, impidiendo preguntarle por qué autorizó la demolición de la Escuela Cámara Junior en la comisaría de Cócorit, patrimonio edificado de este pueblo porfirista del siglo XX.
Junto con Ivonne Sánchez Gastélum, estudiante de periodismo en la Universidad La Salle, le inquirimos: ¿Dónde estudió pintura?: -De los 8 a los 15 años de edad estudié en la Casa de la Cultura en la Ciudad de Oaxaca, en talleres de Pintura Infantil de Artes Plásticas, en el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo y con el maestro Luis Nishizawa en Guanajuato. ¿Cuántas exposiciones individuales?: -A los 16 años en la Galería Quetzal, un año después en el Centro Cultural Casa Lam del Distrito Federal y unas 45 de ellas en museos mexicanos y en otros muchos países.
¿A quienes admira por su obra?: -Es un mundo de artistas que he palpado y existe su influencia de Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Diego Rivera, Frida Kahlo, Pablo Picasso, Mark Chagall y Henry Miró.- Le comenté que se mira influencia de Toledo y Tamayo: -Así es, venimos de la Escuela de Pintura Oaxaqueña con mucha fuerza y orgullosos de nuestras raíces.- ¿La Escuela de Pintura nace por su artesanía tradicional, verdad? -Sí, El trabajo es desde la época prehispánica con varios personajes, hay muchos artistas en las zonas de la cañada, la costa y la sierra.
¿En cuales tendencias está creando su obra?: -Estoy enfocado en lo figurativo y pienso cambiar a la abstracción. Predomina el colorido, las formas y texturas.- ¿Qué piensa de su arte?: -Tengo que superar varios retos, hacer menos figurativo y manejar mas los espacios porque hay cosas atiborradas, rebuscadas y tenemos que ser como los niños más sueltos.- ¿Cuál de las obras le gusta más?: -Calenda oaxaqueñera, como si fuera colorido tapete y los cocodrilos por su textura que impacta.- Me gustan los “gobelinos”, le mencioné, en broma porque no vi uno.
Ivonne Sánchez, curioseó: ¿En que se inspira y cuanto tiempo tarda en una obra?: -Me inspiro en las vivencias y vas interactuando con los materiales plasmando tu vida en cada lienzo, realmente no es de que traigas una tendencia o algo definido sino que es una recreación del entorno.- Hay piezas fáciles de elaborar en un día, se complican con el clima, el secado y estado de ánimo a varios días.

Dejar un Comentario