La Sierra de Álamos… Santuario de trinos mágicos

Profr. Juan Vidal Castillo
En el principio de los tiempos, sólo los hombres podían cantar, y lo hacían cada mañana para saludar el amanecer. Las aves, aunque ya tenían su hermoso plumaje volaban para escuchar, deseando poder cantar también.
Al percatarse de ello, un día el Gran Arquitecto del Universo (GAU) decidió visitar el Planeta Tierra y pudo de cerca percatarse de la manera en que las aves, extasiadas, no se perdían nota alguna.

Las reunió a todas y les preguntó: “¿Aves… desearían poder cantar como los hombres?, a lo que todas le respondieron a coro “¡Sí!”.

Entonces les dijo: “A partir de mañana, cuando aparezca el primer rayo de sol, volarán lo más alto que puedan, y cuando ya no puedan ascender más, encontrará cada una su canción”. Y añadió: “¡A la que vuele más alto le tengo reservada la canción más bella!”.

Al ver que todas hicieron su mejor esfuerzo por ascender al máximo, a cada una de ellas le dio una gracia especial: ¡MAGIA EN SUS TRINOS!, y una combinación sonido-hermosura de su plumaje, tal es el caso de…

EL TROGÓN ELEGANTE (TROGON ELEGANS)
Una especie de ave perteneciente a la familia Trogonidae.

A pesar de que la palabra Trogón suena como una especie de alienígena de Star Trek o Doctor Who, a pesar de lo anterior esta familia de aves que tanto revuelo levanta por su hermosura, tiene sus raíces firmemente cimentadas en el Planeta Tierra.

En México pudiera considerarse como emblemática por los colores de la bandera que porta en su plumaje; no en vano miles de mexicanos suelen nombrarlo como “el pájaro bandera”.

El precioso rojo anaranjado del vientre del macho hace una adición impresionante para el medio ambiente que habita.

En algunas comunidades de la Reserva de la Biosfera Sierra de Álamos Río Cuchujaqui, también conocida como El Tesoro de la Sierra Madre Occidental, comentan que es un ave que huele muy mal y le dicen “coa”.

Teniendo en cuenta que han sido de alrededor de 49 millones años de su existencia, nos sorprende que los trogones sean especies poco conocidas.

Muchos se preguntan ¿Trogón? ¿De dónde sacaron ese extraño nombre? ¿A quién se le ocurrió bautizarlo así?

Trogón es una palabra que traducida del griego significa “picar”; quizá esto pudiera ser uno de los motivos de que la gente a veces se ponga a la defensiva cuando se le ve merodeando, ya que algunos creen que estropeará lo que toque.

Qué lejos están de imaginar que no toda su actividad se centra en “picoretear”. Muy pocos estamos enterados que los trogones más ser destructores sólo en ocasiones roen agujeros de los árboles de los bosques en los que viven con el fin de crear un entorno adecuado para la anidación.

Ellos, por lo regular, “evitan la fatiga” y dejan que los carpinteros de ala roja (Colaptes auratus) y el carpintero bellotero (Melanerpes formicivorus) lo hagan el trabajo pesado por ellos. Cuando ven los nidos hechos y vacíos, en la primera oportunidad toman posesión de ellos.

Eso sí, son selectivos con la una altura a la que se encuentran los nidos que ocuparán. Deberán estar ubicados de dos a seis metros del suelo, en una cavidad de árboles como el Platanus wrightii o “sicómoro de Arizona” (parecido al Álamo, aunque no es un álamo real).

La hembra suele poner entre dos y tres huevos.

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT
Le encantan los bosques semiáridos. Su área de distribución incluye el sur de los estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, y el norte de Costa Rica.

Los ornitólogos y estudiosos de las aves comentan que cuando parece haberse perdido como residente de algunas regiones de repente es avistado de nuevo.

DESCRIPCIÓN
Sus dimensiones físicas alcanzan un tamaño de 28 a 30 centímetros y pesa entre 65 y 67 gramos.

Aunque el macho y la hembra tienen un plumaje diferente, ambos sexos tienen un pico amarillo y la parte inferior de la cola es blanca, con barras horizontales negras.

El macho tiene la cabeza y la parte superior del pecho y la espalda de color verde oscuro metálico; su rostro, la garganta y el pecho de color son negro y la parte inferior del pecho y vientre son rojo-anaranjado. Las alas son de color gris en la parte superior.

La hembra tiene un plumaje de color bronce metálico. La parte superior del abdomen es blanco, y detrás del ojo tiene una pequeña franja blanca vertical.

COMPORTAMIENTO
Se alimentan de frutas e insectos a menudo capturados durante el vuelo, tales como saltamontes, avispas, escarabajos, mantis, orugas, larvas, pequeños reptiles. Sus picos anchos y piernas débiles reflejan su dieta y hábitos arborícolas.

Cuando de ponerse a salvo se trata su vuelo es rápido, pero ello no significa que estén dispuestos utilizar su la velocidad si no es necesario, por ello para cazar insectos prefieren mantenerse inmóviles esperando oportunidades de caza desde una percha.

El hecho de que sea parte de la familia de las aves no significa que las especies de este reino se adhieran de manera similar a su plumaje.

SUBESPECIES
Su variedad es increíble. Se distinguen las siguientes subespecies:
Trogón elegans ambiguus Gould, 1835; Trogón elegans canescens Van Rossem, 1934; Trogón elegans elegans Gould, 1834; Trogón elegans goldmani Nelson, 1898, y Trogón elegans lubricus J. L. Peters, 1945.

Dejar un Comentario