Te saludo, vida

Magda Irma Palomares.-

Quiero ser el arco íris
que en múltiples colores se diluye
como anuncio de paz
después de la batalla;
quiero estar en el grito primero
después de nueve meses prisionero
en el derecho que reclama
su tiempo en esta vida.

Filtrarme entre la luz del sol
que se filtra a su vez
entre el frío de las almas
y poder disolverme
en los trinos del pájaro
que deja en el espacio
su mensaje de esperanza.

Ser la flor que en la mañana
pone pinceladas perfumadas
en el lienzo rutinario
que cruza a diario por los ojos
sin saber apreciarlo.

Quiero estar en la fe
convertida en fuerza que alimenta
y vibrar en la palabra
que se enfrenta
a lo injusto e inhumano.

Yo te saludo, vida,
porque puedo ser todo esto
en el milagro diario
en que te ofreces
enseñando que al vivir,
cuando se ama con creces
no se puede morir
porque el amor es
prolongación de la existencia.

Dejar un Comentario