-¿De la cuerda floja al posicionamiento del loco Donald Trump?

-Zafado como la “chimoltrufia”, cuando no dice una cosa dice otra
-No todos los americanos están locos y psicópatas como se dice

 

Por: Bernardino Galaviz

 
Ciertamente como repite el afamado refrán popular, los niños, los locos y los borrachos dicen la verdad y ciertos claridosos, desatrampados les nombran a determinados personajes en diferentes escenarios sociales, cuando de llamar las cosas por su nombre no se detienen para hacer los puntuales señalamientos requeridos en el momento, y se les acepta en los márgenes que el buen criterio aconseja, cuidando siempre la buena marcha de la sociedad, es decir los dejan transitar por los carriles que el sentido común indica; pero el que de veras se está saliendo del calzón, como repiten los cholos, para vergüenza de los orgullosos americanos, sobre todo una gran mayoría de demócratas y apartidistas, es el locochón Donald Trump, a quien según la opinión pública generalizada, no se le puede tener confianza, para dejar en su encargo los asuntos públicos de la nación más poderosa de la tierra, pues como la “Chimoltrufia”, lo mismo le da decir una cosa como la otra, carente de visión política de Estado, pues para enfrentar los grandes desafíos para mantenerse no sólo como la nación más poderosa del mundo, sino para llevar a cabo los afanes hegemónicos con que se ha caracterizado en el ejercicio de la política exterior, en que a sangre y fuego se colocó en la cúspide del poder mundial antes y durante de la llamada guerra fría, con sus ordenamientos, está evidenciando, asimismo, estar en un vertiginoso declive, con que quiérase o no, lo está poniendo a bailar en la cuerda floja, no sólo su accidentado y repudiando Gobierno, sino la estabilidad de la nación en crisis durante las últimas décadas, al ser el país más endeudado del orbe, al mismo tiempo, que militarmente, potencias del Lejano Oriente como las dos coreas, Japón, China , los siete tigres del sudeste asiático y Rusia, se encuentran apertrechados en estos momentos del más potente armamento, que por aire, mar tierra, le pueden pegar a cualquier flanco americano y en cuestión de segundos acabar con sus objetivos bélicos, las señales ya están enviadas, el magnate inmobiliario lo sabe, pero sobre todo los habitantes de la ex unión americana, que este apretado primer mes de su desastrosa administración, se han dado cuenta que de un momento a otro, el desequilibrado, puede meter la pata, accionando los botones nucleares de la oficina oval o girar órdenes al pentágono para el ataque o el contraespionaje de la tenebrosa Agencia Central de Inteligencia, con lo que entonces sí, peor que durante la guerra fría, sálvense quien pueda. Que es lo que no quieren los americanos, por eso, ante órdenes y reveses que ha tenido de dos jueces que le revocaron los mandatos, manifestaciones en su contra por las deportaciones masivas, repudio de los mismos congresistas republicanos, renuncias de funcionarios que le habían sido proclives, incluyendo a Peña Nieto quien a regañadientes fue obligado a no condescender como borrego domesticado, ante el calentamiento de los motores en las bases militares de la gran China y los ensayos para probar los alcances de las ojivas nucleares en Corea del Norte, además de las veladas exhibiciones del Vladimir Putin, sobre sus músculos de guerra, mas la presunta intervención de hacker rusos en las pasadas elecciones para hacerlo ganar, como sucedió en medio de la más profundo asombro e incredulidad, han llevado a profundizar las investigaciones sobre esa nefasta intervención, con lo que de comprobarse como dicen que está ya muy cerca, sería el primer presidente que caería del poder de los Estados Unidos de América bajo estas condiciones, todo esto, sin dejar de considerar que para asegurar su derrumbe, cerca de tres docenas de psicólogos y psicoanalistas de las universidades de mayor prestigio, han llegado a la conclusión de que el xenofóbico, fascista y kukluxklanero, bárbaro antiinmigrante, definitivamente está loco y en esas condiciones mentales no los puede gobernar. Porque adolece en primer lugar de cero tolerancia y pretende que nomás sus chicharrones truenen en un mundo tan complejo y tan contradictorio, en que los intereses están de mírame y no me tientes, menos en la forma y la manera como éste lo quiere hacer, corren las opiniones cada vez más generalizadas en todos los ámbitos de la vida nacional e internacional, en donde, como lo están divulgando en las redes sociales, hasta en los bares y cantinas, el acomplejado güero, anda persiguiendo a lo que se encuentra en frente y hasta los hogares, a punta de garrotazos, trompadas y culatazos, la Bordel Patrol, hasta la policía y los sheriffes, andan sacando a la gente, en medio de las más terribles escenas antihumanas de que se tenga noticia allende la frontera, en donde de nuez, el gran garrote ha vuelto por sus fueros, para pisotear los derechos humanos y las garantías individuales, con que se exterminaron millones de ciudadanos en el mundo, sobre cuyos escombros se construyó el orgullo del sueño americano, ejemplo se decía, en el concierto de las democracias libres en el mundo occidental, junto con los rollos de la ONU y la OEA, que hoy ruedan por el suelo, que apenas antier, el loco atrabancado pretendió enmendar con el informe ante el Congreso, en donde sólo los republicanos le aplaudieron y hasta le festinaron, ante el asombro y estupefacción de la gran mayoría de la nación.

Dejar un Comentario