Lupita D’Alessio le canta a Dios  y a sus hijos

Lupita D’Alessio le canta a Dios y a sus hijos

Conmovida por la presencia de sus tres hijos: César, Jorge y Ernesto, a quien le sacó unas lágrimas, Lupita D’Alessio regresó al Auditorio Nacional para agradecer a la vida por una larga trayectoria de canto.

Una silla y una mesa con agua, pañuelos desechables y flores blancas acompañaron a la cantante a su salida al escenario, a las 20:42 horas. Portando un vestido blanco con una capa transparente con arreglos rojos inició su repertorio al ritmo de “Para mañana” y “Aquí estoy yo”.

Junto a 10 músicos y dos coristas sonrío al recibir el cariño de cerca de 10 mil asistentes, entre los que se encontraban sus hijos viéndola desde la cuarta fila el recinto.

“Gracias por estar aquí esta noche. ¿Están listos para cantar?”, saludó poco antes de seguir con “Ni guerra ni paz” y “Es un peligro”.

En las pausas, no tardaban en escucharse los gritos de “Lupita, Lupita”, mientras la pantalla que tenía detrás la proyectaban con la canción que le dio un sobrenombre: “Leona dormida”.

Dejar un Comentario