Paralizan planta Yazaki en el Parque Industrial

Paralizan planta Yazaki en el Parque Industrial

Luz del Carmen Paredes y Francisco Minjares
Alrededor de 125 empleados de la maquiladora Yazaki Planta 1 (antes ACOSA) del turno matutino realizaron un plantón en el exterior de esta fábrica para demandar sus derechos laborales.

Desde las seis de la mañana de ayer, los trabajadores manifestaron su inconformidad a raíz del cambio de la razón social de la empresa por afectar sus derechos laborales.

Posteriormente algunos empleados del turno de la tarde se sumaron al plantón y otros que no quisieron entrar a laborar fueron detenidos en los patios de la empresa, donde miembros del sindicato dialogaron con ellos para explicarles la situación.

Juventino Montes Cruz indicó que los trabajadores exigen su liquidación y recontratación por parte de Grupo Yazaki, así como las prestaciones laborales.

“Hay compañeros que tienen entre 5 y 30 años de antigüedad y ni sindicato ni empresa se han acercado para explicar en qué condiciones van a laborar, cuando desde el 1 de enero entró la empresa”, resaltó el vocero de los trabajadores.

Exigimos la liquidación al 100 por ciento, además que han tenido problemas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), porque no están dados de alta y en INFONAVIT y FONACOT perdieron los puntos que habían cotizado, ya que los tienen registrados a partir del 1 de enero.

Los trabajadores señalaron que el IMSS les pide que realicen de nuevo los trámites, para contar con el seguro médico para ellos y sus familias, acuerdo que beneficie tanto a los trabajadores, como a la planta, llegar a tal convenio de una manera pacífica y por el bien de las dos partes.

Montes Cruz dijo que el movimiento se mantiene y que cuentan con la asesoría de Antonio Salazar, representante de una coalición de sindicatos, por lo que mantendrán la movilización hasta llegar a un acuerdo de manera pacífica con la empresa, como sucedió en Navojoa, donde los trabajadores fueron liquidados y recontratados por Grupo Yazaki.

En la planta trabajan alrededor de seis mil obreros en los dos turnos y perciben un sueldo de 600 pesos semanales.

SINDICATO
Por su parte Antonio Valdez Villanueva, representante de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), subrayó que se hizo un cambio de razón social que en nada afecta a los trabajadores, por lo que lamentó que se presenten este tipo de situaciones, porque los empresarios pueden tomar decisiones de cerrar la empresas, “que bien o mal, obviamente le da trabajo a muchas familia”.

Agregó “la situación no esta tan fácil hay mucho desempleo, por lo que como sindicato tratamos de mantener la paz laboral, hacemos trabajos extras tenemos programas sociales para la gente”.

Consideró que alguien está detrás de todo esto, gente ajena a la empresa, que busca desestabilizar la paz laboral en el sur de Sonora.

NO AFECTARÁ PARO DE TRABAJADORES
La toma de la Planta Yazaki, por parte de los trabajadores sindicalizados, no afectará la llegada de nuevas inversiones a Cajeme, ya que se tiene el antecedente de muchos años de paz laboral, además que están siendo atendidas las inquietudes de los trabajadores, aseguró el presidente del Consejo de Promoción Económica de Ciudad Obregón (COPRECO), Regino Angulo Rodríguez.

“No creemos que vaya a afectar la imagen que se tiene de Obregón porque siempre ha habido paz laboral y la relación que existe entre los sindicatos y las empresas siempre ha sido muy buena, respetando los derechos y beneficios de los trabajadores; esto que sucedió es un cambio que está dándose dentro de la empresa y las inquietudes de los trabajadores van a subsanarse de la manera adecuada”, explicó.

Este paro de labores se da luego que trabajadores de la misma empresa de la Planta de Navojoa se paralizarán y a donde acudió el secretario del Trabajo en el Estado de Sonora, Horacio Valenzuela Ibarra, como mediador.
Angulo Rodríguez dijo que la intervención del funcionario estatal es muy positiva y habla de la relación que existe entre las empresas y las autoridades para mantener un clima de tranquilidad laboral.

“Es positivo contar con el respaldo y mediación de las autoridades cuando un conflicto de este tipo, es muy sano llamarlos como un árbitro en el momento que surgen las inconformidades de los trabajadores”, indicó.

Reiteró que este tipo de conflictos no afectarán la llegada de las empresas al Municipio, las cuales han mostrado interés y prueba de ello son las grandes inversiones que van a arrancar este año.

Dejar un Comentario