Marisqueros dudan de aparición de bacteria

Marisqueros dudan de aparición de bacteria

Joel Luna
Para varios empresarios restauranteros de mariscos, el 14 de febrero era un día ideal para repuntar en las ventas, sólo que esta ocasión cayeron en un 50 por ciento, según lo que explica el dueño de Mariscos El Gordo, Eliseo Beltrán Audevez.

Es inexplicable que la noticia de la aparición de una bacteria en los mariscos de concha haya afectado tanto las ventas.

El Día del Amor y la Amistad, los comensales salieron a los restaurantes de mariscos, pero bajo reservas.

Las bajas ventas que se han presentado en los últimos días no concuerdan con el alza de los insumos y la situación se torna más difícil cada día.

“En el negocio que tengo, 22 familias dependen de la fuente de trabajo que otorgo; el negocio cumple con todo lo que las autoridades requieren para operar, pero a veces se sobrepasan en sus requerimientos”, indicó.

Impuestos, Salubridad, Alcoholes, Ayuntamiento piden requisitos para operar y trabajar en regla, “no pasa nada cuando estás haciendo bien las cosas, pero así como a mí y varios restauranteros bien establecidos nos exigen cumplir con normas necesarias para trabajar, pedimos igualdad de trato para todos lo que comerciamos mariscos. Es ilógico ver puestos semifijos que no cumplen con las normas requeridas y aún así siguen operando y las autoridades no hacen nada por requerirlos”, externó.

Se pagan impuestos puntualmente, seguro social, prestaciones, seguridad laboral a los trabajadores, y otros negocios que no cumplen con los más mínimos requisitos operan sin el mayor problema y al amparo de las autoridades, señaló.

Los tiempos están muy difíciles; el gasolinazo y la escalada de precios “nos pega a todos, lo que pedimos es que sean parejos y seguir generando empleos”, puntualizó.

Dejar un Comentario