A petición muy especial, como dicen ciertos grillos…

A petición muy especial, como dicen ciertos grillos, nos echamos hoy un minicuento de CURAS y nuestro proveedor jura que el escenario era más o menos así: una pequeña Iglesia en el sur del país, dotada de una buena pila bautismal de sólida piedra. Frente a ella, un San Gerónimo y debajo, en una repisa, los implementos e ingredientes para el ritual de los bautizos. Así las cosas, llegaron los papás con un recién nacido,acompañados de los muy serios y elegantes padrinos del bodoque y se toparon con el sacristán que ese domingo lucía ropaje de clérigo, quizás para apantallar. El papá inquiere por el Sacerdote titular de la Parroquia y el picudo Sacristán les aclara:
– ¡No mi buen… El señor Cura lleva días que no está y no atiende porque anda ocupado exigiendo que se le de reconocimiento político a la Iglesia… ¿Cómo la ven “DESDEA’I?”

Dejar un Comentario