MÉXICO HARTO

Por: José María Cerecer Sánchez

La tan anunciada marcha “VIBRA MÉXICO” que se llevó a cabo ayer en la Ciudad de México, más bien fue de “mantenimiento”, pues cientos de estas ya se han y siguen escenificando en todo el país, sobre todo en la franja fronteriza del norte.

Seguramente los organizadores, tratan de mantener al rebaño unido contra los males que nos aquejan, como la desunión entre los mexicanos, el rezongón presidente de los EU, DONALD TRUMP, que se ha convertido en “una lata” y a quien le piden que se vaya no sé a dónde, pues había letreros con “Fuera Trump” y otros que le piden respeto a nuestro país.
La activista MARÍA ELENA MORERA iba al frente con su gente de “Causa Común A. C.”. La odontóloga ha tomado como motor el secuestro de su esposo, Pedro Galindo, quien fuera torturado y mutilado de varios dedos en ambas manos.
Estas marchas se replicaron en los estados de Sonora, Tabasco, Jalisco, Nuevo León, Michoacán, Hidalgo, Yucatán, Guanajuato y Chihuahua.
Pero ya veremos en qué repercuten, efectivamente, este tipo de movimientos, que cada día son más populares, producto del hartazgo ciudadano a lo largo y ancho de este hermoso país.
OTRA DE HARTAZGOS
Aquila, Michoacán, era una población pobre, tranquila y soñadora, como muchas en nuestro país, pero un día se descubre que tienen un potencial minero de grandes dimensiones, y la Federación la concesiona a la compañía minera Argentina TERNIUM.
Al principio fueron los “caballeros templarios”, aquel grupo criminal, el que suplantó al Gobierno durante 15 años, liderado por NAZARIO MORENO GONZÁLEZ. “El Chayo” cobraba la operación de las minas; la explotación era extraordinaria, se extraían cerca de 10 mil toneladas diarias. Un cálculo conservador hecho por los expertos del periódico El U
niversal es el siguiente: Si cada tonelada tiene un precio de 80 dólares cada una, representaría actualmente unos 16 millones 800 mil pesos diarios; o sea, 504 millones de pesos mensuales y unos 6 mil 048 millones de pesos anuales, de cada complejo minero y son varios.
Pues llegó la delincuencia organizada, hizo a un lado a todo mundo y empezó a negociar directamente con los mineros y compradores. Salían barcos enteros cargados con este material sustraído, y los templarios haciendo cobro de piso en las minas, robo de material para su trasiego, esa Jauja con el disimulo del Gobierno, es lo que sigue moviendo a los templarios para recuperar el control que les fue arrebatado por el grupo civil armado (autodefensas) que actualmente controla ahí todo.
La historia de ignominia humana en la comunidad de La Placita, un complejo turístico, se daba todos los días con violaciones, asesinatos, embarque de droga, aseguramiento de secuestrados, cremaciones y fosas clandestinas; hasta ahí llegaban los beneficiarios de tanta masacre a compartir y departir como lo eran, presidentes municipales, jefes de las policías y hasta secretarios del Gobierno estatal de Michoacán.
Hoy, como por tierra no han podido, un reducto de aquellos templarios, que primero huyeron hacia el Estado de Colima, busca penetrar por mar, ingresan en lanchas, y el grupo civil armado ya ha empezado a sufrir bajas, aunque han recibido ayuda de otros autodefensas.
El desorden ahí es monstruoso, estos ciudadanos vigilan sin pago alguno. Y aunque los “contrataron” como policías, no les pagan su sueldo, reciben ayuda de comerciantes. GERMÁN RAMÍREZ SÁNCHEZ, actual director de Seguridad Pública Municipal y ex comandante de las autodefensas, poco puede hacer sin recursos y más cuando se tiene que cubrir 270 kilómetros de litoral por donde los templarios pueden arribar, y la pregunta: ¿Indetectables por “inteligencia criminal” del Gobierno Federal?
Lo peor de todo es que Michoacán no le duele a la nación. Las fuerzas de la Federación hacen como que no saben nada; así dan ganas de darle la razón a DONALD TRUMP: Este Gobierno no puede contra los madmen, sólo busca reflectores.
Por cierto que en la CDMX hasta hicieron la representación de cómo van a “tirar” su muro. Otro incidente fue el “encapsulamiento” de un grupo de manifestantes que, frente al Auditorio Nacional, gritaba consignas contra el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, mientras que algunos participantes les reclamaban que desvirtuaban el movimiento, no sé porque razón, así somos los mexicanos, nos salimos.
Mientras tanto, en Wisconsin, EU, un grupo de organizaciones, comerciantes y migrantes escenificaba en manifestación tres propuestas: Un paro laboral, una marcha y un boicot, todo en repudio de las políticas del presidente. Seguramente la inconsciencia de Trump tiembla.
Tal parece que el poder y las decisiones que afecten al mundo en el futuro, se están yendo para el oriente. China, por ejemplo, se está consolidando como un imperio, mientras que acá en occidente, todo se ve de bajada con las multiposiciones de EU, pues su presidente los representa y no las trae todas consigo, pero sí diariamente se abre frentes de conflicto con los tradicionales aliados del Tío Sam.
Ahora Norcorea está reclamando reconocimiento atómico, pues seguramente algo quiere negociar con las naciones del mundo. Y sin dudarlo ni considerarlo, sigue haciendo pruebas con misiles balísticos cargados con ojivas nucleares. Así es, al señor PIONGYANG le vale un cacahuate serenado lo que piense el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Mundo loco. Opino.

 

Dejar un Comentario