El “cristal”, fábrica de destrucción

“La creación de conciencia en la sociedad tras informarla de la realidad en las consecuencias que provoca el consumo de esta droga, 100 por ciento adictiva y destructiva, será el arma más importante en esta campaña preventiva del Gobierno del Estado”: CIDA

Por: Ricardo López

El centro de rehabilitación que atiende a personas con problemas de adicción a alguna droga, CIDA Guaymas, A. C. y uno de los más solicitados en el puerto, aplaude y apoya al llamado general que hizo la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, a padres de familia, jóvenes, organizaciones, instituciones educativas y de Salud, medios de comunicación para emprender una lucha frontal contra el consumo de la droga sintética conocida como “cristal”.

Ante un problema real de salud y un fenómeno que ha venido destruyendo la tranquilidad de las familias sonorenses, Mauricio Ramírez González, director general de la clínica de rehabilitación de la colonia El Rastro, narra para Diario del Yaqui experiencias vividas durante hace más de quince años, como “caminos obscuros”, donde parte de la sanación a la enfermedad por el consumo del “cristal”, ha sido sirviendo con amor, como bien lo dice su lema.

“De entrada me gustaría reconocer el trabajo que ha planteado la gobernadora Pavlovich, donde marca un trabajo preventivo de conciencia y pide no cerrar los ojos frente a una realidad que aqueja a la sociedad sonorense, durante esta campaña “La Verdad del Cristal”, misma que el ex gobernador Eduardo Bours Castelo llevó a cabo con la campaña “La Obscuridad del Cristal”, la cual no logró entrar al seno familiar como se esperaba, por falta de declaraciones reales de lo que son las consecuencias después de consumir esta droga, sufriendo posteriormente una alza a el consumo de “cristal”, con una evolución considerable entre la juventud, entre cada sexenio, al haber sido abandonada la campaña por parte del Gobierno de Guillermo Padrés Elías”, comentó Ramírez González.

De entrada en el tema el directivo dijo que la metanfetamina es un estimulante sumamente adictivo que afecta el sistema nervioso central, siendo esta droga fácil de comprar y de producir, ya que se en este país en su mayoría se produce en lugares clandestinos y con materiales que se consiguen en cualquier tienda comercial y no como en los inicios de su creación que sólo laboratorios internacionales la construían bajo un control de calidad adecuado y en su venta bajo inspección médica autorizada.

De manera contundente aseguró que el índice de consumidores de “cristal” se ha elevado en el puerto, llegando ser la droga que más se vende en las calles, misma que cada vez atrapa a más féminas que caen en sus “garras”, siendo esta droga sintética partícipe en suicidios por una depresión que ocasiona su adicción, que en sus reacciones secundarias produce una “loquera seca”, conocida como “la malilla”, siendo esta una reacción de la droga que se aloja o almacena en las grasas del cuerpo, la cual al no contar con más consumo de droga, tiende a reaparecer quemando la grasa, desapareciendo el apetito del consumidor y causándole una deshidratación severa con dolores de huesos, siendo también conocida como “el síndrome de la abstinencia”, la cual obliga al enfermo a volver a probar el “cristal”.

Asimismo el subdirector de la institución, Carlos Alberto López Contreras, dijo que en la actualidad los narcotraficantes y productores de “cristal” utilizan la mercadotecnia, fabricando el material con diferentes colores y sabores, promoviendo también el uso de la misma, aplicada en jeringas e inyectándoselas directamente en la venas, acelerando su reacción y prolongando su efecto, sin que se dieran cuenta los usuarios que de esta forma se vuelven más adictos, al ser el “cristal” una necesidad física y no psicológica.

“Desde hace por lo menos varios años aquí en el centro de rehabilitación, se atienden más del 65 por ciento a adictos al “cristal”, que a otras drogas, otro de los puntos que nos repercute es el aumento de internadas que en su momento hace más de 15 años, ni siquiera había una sola muchacha enferma por esta adicción, es impresionante cómo ha penetrado su consumo en la sociedad en los últimos años” comento López Contreras.

Según datos obtenidos por médicos del sector Salud que ofrecen ayuda en esta clínica, el “cristal” es la droga que más rápido afecta a cada una de las piezas dentales y apresura el envejecimiento de cada persona que utiliza dicha droga, siendo este potente y adictivo estupefaciente el que más daño causa al cerebro, sistema nervioso, físico de quién lo usa, afectando a terceras personas sin respetar estatus social, sexo o profesión.

Por último los dirigentes de CIDA Guaymas, A. C., afirmaron que dentro de la institución ninguna historia ha sido narrada favorablemente por parte de las personas que llegan a solicitar la ayuda, que el cien por ciento de las personas que reconocen que necesitan la atención por su enfermedad adictiva, siempre cuentan historias de destrucción familiar, social y que se dicen estar arrepentidos de haber probado alguna vez esta droga que hoy por hoy, causa un trastorno emocional en el mundo, sin ser la región de Guaymas y Empalme, la excepción a historias de terror con finales ingustables.

Dejar un Comentario