Protege México a operador financiero de Yarrington

APRO.-
Desde mayo del 2012, el empresario tamaulipeco Fernando Alejandro Cano Martínez acumula 9 delitos en las Cortes de Texas y es considerado uno de los “bad hombres” que la administración de Peña Nieto no tiene la voluntad de extraditar y tampoco de mantener en la cárcel en México.

Cano Martínez fue el “constructor favorito” del ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Además es cuñado del desaparecido diputado federal Manuel Muñoz Rocha, acusado del asesinato del ex secretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI) José Francisco Ruiz Massieu, el 28 de septiembre de 1994.

El expediente criminal de Cano Martínez, B-12-435 de la Corte del Distrito Sur de Texas, revela que el empresario operó una red de corrupción en la que se lavaron activos por cerca de 20 millones de dólares a través de 14 cuentas bancarias abiertas en México y EU.

Fernando Cano, ex vicepresidente Nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, recibió los sobornos que mandó el Cartel del Golfo al gobernador Tomás Yarrington, los cuales lavó a través de 8 empresas instaladas en Texas, precisa el documento oficial.

Dejar un Comentario