El “oro verde” de las remesas y la desconfianza

Las remesas enviadas a México por los mexicanos en Estados a Unidos, continúan estando en la mira de la Presidencia estadounidense, que busca la manera de gravarlas, ya que, según su percepción, desangran en parte importante a la economía norteamericana; de cumplirse esa medida, sería un atentado contra nuestro país si se considera que en 2016 recibió remesas por 26 mil 700 millones de dólares.
De hecho, desde el 2005 a la fecha las remesas han superado año tras año la barrera de los 20 mil millones de dólares, rebasar los 25 mil millones de dólares en 2006, 2007, 2008 y 2016.
Esas remesas, por cierto, han servido para amortiguar la pobreza de miles de familias mexicanas, que están en espera de esos recursos provenientes del trabajo de los padres de familia que, ante la falta de empleos remunerados, decidieron irse al vecino país del norte atraídos por el valor del dólar en comparación con el peso. Son tantos los inmigrantes que envían dinero a sus familias en México, que el “oro verde” que ingresa por esta vía es mayor que el monto de divisas por la exportación de petróleo crudo, supera de manera significativa la inversión extranjera directa y las divisas que deja el turismo internacional.
México se ubica así entre las cinco economías que más remesas recibe en el mundo, por debajo de India, China, Filipinas y Francia, tanto así, que atrae como “hormiga” miles de millones de dólares; generalmente, en los países desarrollados ese fenómeno se ve con muy “malos ojos”, ya que su filosofía es invertir, producir y exportar las utilidades a su país. Esa es la cultura de las trasnacionales y del nuevo Gobierno estadounidense que, palabras más o palabras menos, cree que los mexicanos indocumentados “les están comiendo el mandado”.
Sin embargo, la intención de Donald J. Trump de gravar las remesas, si se lleva a la práctica, podría dar lugar a que se reduzcan de manera significativa, lo cual si bien ocasionaría tropiezos en la economía mexicana, lo más grave es que miles de familias de escasos recursos económicos, que viven en la pobreza y la marginación, tendrían menos oportunidades para subsistir ya no para mejorar su nivel de bienestar.
Por si esto fuera poco, la economía está que arde, lo cual ha impactado en que decaiga el nivel de confianza para ser remplazada por el pesimismo y los malos augurios que se tienen para este año y el próximo. En eso coinciden el Banco de México (BANXICO) y el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), quienes consideran que el ánimo de los mexicanos está por los suelos, de tal manera que el comportamiento del mercado interno podría colapsar al ser el más bajo en los últimos 25 años.
El grotesco “error de diciembre” de 1994 que condujo a una dura crisis económico-financiera en 1995 y, más recientemente, el terremoto financiero del 2008-2009 en Estados Unidos, nos tiene nadando en la enorme laguna del caos económico, afectando a todos, pero más a quienes están supeditados a los fondos que les llegan a través de las remesas. La confianza en la economía mexicana tanto por los nacionales en el exterior, como por los que se encuentran dispersos a lo largo y ancho del país, está en un punto crítico.
De lo anterior se desprende que el Gobierno de la República debe ser un firme defensor de los mexicanos y sus remesas, pero también debe de tratar de restablecer la confianza en el presente y futuro de la economía, lo cual no se logra asustando a la gente con la máscara del “hombre lobo”, sino tomando decisiones que generen certidumbre, con los consecuentes beneficios para todos.

1 Comentarioen este Artículo

  1. Ing. Roberto Orozco Gomez

    estimados amigos:
    estoy escribiendo un libro sobre Cd. Obregon sus origenes y cultura, para lo cual les pido de favor vean en sus archivos si tienen algo sobre la muerte de uno de los hobres del viejo Cajeme Don Wifrido Aldana Gutierrez, sobre todo de su muerte y sepelio, el fue muy amigo de Don Jesus.
    ojala puedan ayudarme se los agradesco de antemano
    seguro que lo tendran en sus archivos
    gracias

    Responder

Dejar un Comentario