Hay como siempre ocurre,…

… chascarrillos para todos los gustos. Hoy manejamos uno relacionado con la profesión médica y se refiere una dama de raro nombre: Himenea Camafría; de edad madura, ya de veras pasadita y llegó ante el Otorrinolaringólogo, quejándose de padecer SINUSITIS AGUDA. De inmediato el facultativo le hizo el examen completo y finalmente le informó el joven Médico:
-¡Señorita Himenea: NO advierto signo alguno de que usted padezca SINUSITIS. Esto lo revela claramente el examen a que le sometí tan meticulosamente!
Y la joven quedadona, con cierta sonrisa, le explica al Otorrino:
-¡No mi doctor, ya lo sé que no padezco sinusitis aguada, lo que yo padezco es SIN…USITIS!…

Dejar un Comentario