Educar para aprender a aprender

La actual administración estatal heredó una educación resquebrajada. Así lo indican el bajo aprovechamiento escolar, la reprobación y la deserción, mismas que es inaplazable revertir, pero se requiere la participación y el compromiso de todos los actores sociales.

En este sentido, el organismo privado “Mexicanos Primero” en un informe sobre el Índice de Cumplimiento de Responsabilidad Educativa, subraya que aunque ese problema no es privativo de una Entidad específica, cada una de ellas puede implementar medidas para mejorar los aprendizajes, pero también para que la educación que reciben los estudiantes cumpla su ciclo completo.

Por eso Claudio X González Guajardo, presidente de “Mexicanos Primero” insiste en la necesidad de mejorar la calidad de la educación a partir de determinar lo que desea aprender el alumno y a partir de eso encauzarlo para que “aprenda a aprender”. Eso es lo que se reclama en la llamada sociedad del conocimiento y la de las tecnologías de la información que estamos viviendo.

Para “Mexicanos Primero” si se quiere transformar la educación y convertirla en una vía de desarrollo, entonces es necesario orientar el sistema educativo al cumplimiento del derecho a aprender y de seguir aprendiendo, y ante lo cual la educación debe ser incluyente y lograr trayectorias educativas completas, pero también garantizar que todos los alumnos logren un aprendizaje integral, adecuado y suficiente.

Ante esta necesidad, creemos que en Sonora se están dando pasos importantes en esa dirección, ya que, en principio, hay un sólido compromiso para profesionalizar el servicio docente y ante lo cual hay una amplia apertura para evaluar a los docentes, ya que de esta manera se están identificando sus fortalezas y debilidades, de tal manera que se están creando las condiciones para impulsar un programa de formación continua que conduzca a mejorar la calidad de los maestros.

Por otra parte se ha implementado un plan de acción para dignificar los espacios físicos e incorporar a la comunidad para que participe en la salvaguarda de los mismos. Esos elementos dan una idea de los esfuerzos que se están haciendo para rescatar los consensos perdidos y reencauzar la educación por senderos más exitosos.

Ante esta realidad, “Mexicanos Primero” sugiere que para promover la participación de la comunidad escolar se promueva en las familias el valor de la participación en los procesos de aprendizaje, pero también sensibilizar a docentes y directivos sobre la importancia del involucramiento de familias en el proyecto educativo, y dotarlos de herramientas para fomentar la participación.

También se propone un liderazgo escolar efectivo asegurando que cada escuela cuente con directivos capaces de ser líderes pedagógicos que construyan una visión compartida entre la comunidad escolar y apoyen la implementación de la misma y, en cuanto al reforzamiento de aprendizajes se ofrezcan apoyos suficientes y adecuados para que haya un proceso de aprendizaje incluyente.

Creemos, no obstante, que hay mucho por hacer y que la tarea para mejorar la calidad de la educación no es ni será tarea fácil. Pero si hay un proyecto educativo sólido, con metas y objetivos claros, y susceptible de ser evaluado, entonces el futuro de la educación será más promisorio.

Ese es el camino, no hay otro.

Dejar un Comentario