Giselle González le da poder a la mujer

Los cambios no siempre son fáciles y en el último año la televisión mexicana ha tenido que adaptarse. Productores, guionistas y elenco se convirtieron en parte de ello.
Para Giselle González, productora de “La candidata”, esta nueva era es una oportunidad para hablar de otras cosas, de situaciones que están en la vida real y que hay que hablar de ellas.

“Lo peor es no aceptar que la vida ha cambiado. Hay muchas personas que se han negado, pero eso no va conmigo. He luchado mucho por esto y para mí es un disfrute poder ver cómo las líneas se convierten en algo tangible”, dice.

González Salgado tuvo su primera oportunidad de producir en solitario una telenovela en 2014 con “Yo no creo en los hombres”. Después de 26 años en Televisa, fue el momento de ver cristalizado su trabajo y esfuerzo.

“Recuerdo que cuando entré a Televisa vi la foto de don Ernesto Alonso y pensé en lo increíble que sería poder ser productor de esta empresa.

“Luego, Luis de Llano Palmer, quien fue uno de mis mayores maestros, me dijo: “de usted depende qué tipos de contenidos quiere hacer, porque puede repercutir en la vida de alguien más, si no eres consciente de esa responsabilidad, es un gran peligro”, dijo.

Desde 2006 hizo mancuerna en la producción con Roberto Gómez Férnandez en “Alma de hierro” y en 1996 fue productora asociada en “La sombra del otro”.

Las mujeres sin el príncipe azul. Según Giselle, una de sus preocupaciones ha sido la de contar historias sobre mujeres y hacer llegar el mensaje de que la felicidad no sólo está en la pareja, sino en lo que puede hacer por sí misma.

“Luché mucho contra una forma de contar historias y para mí era muy importante reflejar el papel de la mujer, de la mujer que quiere superarse cada día”, dice.

De esta forma, sus dos producciones han tenido como protagonistas a mujeres que han luchado por sus sueños y están alejadas de la típica historia de amor.

“El amor es algo que todos necesitamos, pero no todo está basado en eso. La idea es contar historias distintas, hablar de otras cosas que reflejan la realidad, las mujeres que se esfuerzan cada día no sólo por ellas mismas, también por sus familias. Las mujeres se han convertido en uno de los motores económicos del país”, asegura.

Dejar un Comentario