Es mortal alcoholismo

Es mortal alcoholismo

Ha matado más seres humanos que las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki: Damken Robles

Por: Bernardino Galaviz
Con motivo de la celebración del 39 aniversario del Grupo Humildad, se celebraron foros y conferencias convocadas por la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos A.C., a la que como invitado especial asistió el director general del Hospital Regional del Bajo Río Mayo, Luis Ángel Damken Robles, a una conferencia en conocida hospedería de esta cabecera municipal, informaron los organizadores del evento.
En su intervención en esa calidad profesional, tras agradecer a los organizadores del evento, destacó la gran importancia que reviste el fenómeno del alcoholismo como una enfermedad mortal, cuyos efectos negativos hay que continuar divulgándolos para que la sociedad sepa de los impactos que causa a los seres humanos en forma individual y como partes del entorno social.
El especialista en medicina interna mencionó que en 1953 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al alcoholismo como una enfermedad mortal, de carácter irreversible, que poco a poco va minando la vitalidad de las personas, hasta que termina por agotarlos causándoles la muerte.
Damken Robles puntualizó que el alcoholismo es un terrible mal con efectos colaterales en cada uno de los integrantes de la familia, al propiciar la desintegración familiar, disminución económica y violencia intrafamiliar, además de situaciones depresivas que finalmente los llevan al suicidio y a la segregación, pronunciando aún más los efectos contra la moral pública.
Comentó también el galeno que al ser el alcoholismo un problema de salud pública de alcance mundial, y no respetar edades, sexos, estatus social razas, religiones, valores y principios de las sociedades de las más diversas regiones del mundo, grandemente está afectando las relaciones laborales, también de todas las actividades económicas de la tierra, disminuyendo la productividad y la responsabilidad de asistir puntualmente a los lugares de trabajo, en donde tampoco cumplen con las tareas encomendadas como se debe.
En este orden, cuando los efectos del alcoholismos se complican, aparece la cirrosis hepática y la inflamación de las venas esofágicas, volviéndose el paciente hospitalizado en hiperconsumidor de albúmina, incrementándose los costos del paciente hospitalizado, ya que para su tratamiento se le administra albúmina ante la necesidad de disminuir la hinchazón del hígado, para lo cual diariamente se le aplican hasta tres inyecciones intravenosas de esa sustancia, con un costo aproximado de cerca de tres mil 500 pesos.
Cuando el paciente se encuentra en este estado crítico, sabemos dijo el director del Hospital Regional, que la enfermedad está ya muy avanzada, que las lesiones a los órganos internos prácticamente son irreversibles y que si se les atiende es por ética profesional y porque así lo establecen los objetivos de las instituciones de salud en nuestro país, pero medicamente no es mucho lo que se puede hacer para evitar que de un momento a otro llegue su deceso, enfatizó.
Por eso aplaudo, afirmó, que la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos continuamente está divulgando, orientando y asesorando a la población sobre los irreversibles efectos de esta enfermedad mortal, así como los pasos que hay que seguir para librarse de sus garras, ya que a nivel mundial ha matado más seres humanos que las bombas de Hiroshima y Nagasaki, en la Segunda Guerra Mundial, concluyó.

Dejar un Comentario