Pierde el rumbo la Reforma Educativa

El organismo empresarial “Mexicanos Primero” se ha vuelto “una piedra en el zapato” para la Secretaría de Educación Pública (SEP) y las secretarías de educación estatales por sus críticas, muchas de ellas fuera de tono, al Sistema Educativo Nacional (SEN), y entre las cuales responsabiliza a los gobernadores de estar realizando un trabajo decepcionante en materia educativa y por lo tanto son la principal barrera para avanzar en la transformación educativa. Hay mucho de eso.
En ese sentido, Claudio X González, su presidente, al presentar las que considera las 10 prioridades de la educación en 2017, vendió la imagen de un niño berrinchudo al que no le han cumplido sus caprichos, pero aun así dejó entrever que la inacción y la cesión ante el chantaje de grupos como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), evidencian el síndrome de una actuación simulada y fortalece el corporativismo clientelar que, según la percepción de “Mexicanos Primero”, está dañando a la educación.
También no quiso dejar sentido al Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) por su falta de pericia e independencia, a la Secretaría de Gobernación por su postura pusilánime y autoderrotista, al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) por su oposición taimada, y al Gobierno Federal por su gradual y lamentable pérdida de legitimidad ante la Reforma Educativa que el mismo propuso.
En otras palabras, “Mexicanos Primero” pretende poner la orquesta y seleccionar la música como actora en la “divina comedia educativa” y ahora ante una reforma plagada de inconsistencias, sencillamente ya no lo soporta, pero insiste y persiste dado que lo último que muere es la esperanza. Sin embargo, no todo es sinrazón, tiene razón en parte.
Por eso considera una prioridad que los gobiernos estatales aseguren que todas las plazas educativas se entreguen por mérito, asignadas por concurso, en ingreso y promoción, y en eso estamos totalmente de acuerdo, ya que se da el caso –no obstante la reforma- que las autoridades educativas enquistadas en los estados, incluyendo a Sonora, se aprovechen de su posición para colocar a sus más allegados en plazas educativas clave, violando los derechos de terceros que tienen más méritos y han cumplido con todos los requisitos para que les sean asignadas. Los acuerdos político-partidistas se imponen en este caso a lo educativo.
Asimismo propone que se involucre a todos los docentes en experiencias de formación continua que sean relevantes y pertinentes para su contexto, lo cual por cierto ha quedado solo en vanas intenciones, ya que la reforma educativa entró en una fase de aletargamiento que ha semiparalizado ese proyecto.
Tampoco se ha cumplido con la depuración de la nómina docente, evitando desvíos o pago a comisionados que deben estar sin goce de sueldo, sino que, al contrario de esa disposición, las instituciones educativas siguen operando como espacios donde los líderes sindicales ociosos desangran al erario, además de funcionar como receptoras de recomendados que la mayor de las veces son de la parentela del personal que las administra.
Pero ante estos botones de muestra, la Reforma Educativa, tan pregonada por la SEP, o por la Secretaría de Educación y Cultura en Sonora, a estas alturas pierde su raíz y sus ramas, quizás porque nació sin el consenso social, de tal manera que tiende a esfumarse la oportunidad de mejorar la calidad de la educación que reclama la comunidad mexicana para quedar inserta en un mundo sin fronteras. ¿Por qué en México no hacemos lo que debe hacerse sin buscarle cinco patas al gato sabiendo que tiene cuatro? Así las cosas.

Dejar un Comentario