Narran sabrosamente…

Narran sabrosamente, que dos individuos intercambiaban confidencias y dice uno: Yo hice el amor con mi señora antes de casarme con ella. ¿Y tú?
El otro sujeto, picudo, malicioso, con muchas tablas, metido en ese mundo tan especial de los sujetos amantes de los albures y las bromas pesadas, le contestó muy formal:
-Yo también, te lo confieso; pero nunca de los jamaces me imaginé que se iba a CASAR CONTIGO…!
J.C.R.

Dejar un Comentario