Los temores ante la llegada de Trump

Los temores ante la llegada de Trump

A menos de una semana de que Donald Trump asuma la Presidencia de Estados Unidos, al menos en California, donde vive la mayor cantidad de inmigrantes, reina la incertidumbre y la preocupación.

Particularmente entre los inmigrantes hay mucho miedo de que Trump cancele la acción ejecutiva conocida por sus siglas como DACA, decretada por el presidente Obama, y que canceló la deportación y otorgó permisos de trabajo a los muchachos que fueron traídos en la infancia por sus padres a Estados Unidos. Se habla de unos 750,000 jóvenes principalmente de origen mexicano que podrían perderlo todo si Trump la cancela. Lo que es más, como el Gobierno ya tiene los datos de dónde viven, pues sería más fácil localizarlos y deportarlos.

Hay que precisar que Trump aclaró que sólo deportará a quienes tengan antecedentes criminales, la misma política empleada por Obama, a quien muchos ahora se empeñan en hacer ver como un héroe, pero que deportó el mismo número que Trump planea echar de E.U. Los muchachos beneficiados con DACA no encajan en ese perfil de historia criminal. Por el contrario, son muchachos universitarios, en su mayoría.

El temor hacia Trump ha hecho que muchos concejos municipales de California declaren Santuario sus ciudades, lo que significa que las policías locales no van a colaborar con las autoridades de migración para arrestar inmigrantes en caso de deportaciones masivas. Pero tenemos que decir que Trump amenazó en campaña con retirar los subsidios federales a las ciudades que no colaboren con su Gobierno. De ahí que muchos alcaldes que en campaña atacaron a Trump, ahora están muy condescendientes con el magnate convertido en presidente electo.

La realidad es que aún con Obama, muchas de las consideradas ciudades Santuario colaboraron con las autoridades de migración y sus policías, avisándoles cuando detenían a un inmigrante indocumentado para que al cumplir su condena local fueran por ellos. Y es que en los cuerpos policiacos, nunca faltan los agentes antiinmigrantes y racistas.

El otro gran temor es que con la llegada de Trump se desaten los crímenes de odio. Con su discurso electoral burlón, Trump le abrió las puertas a los racistas. Por eso se teme que vayan a soltarse más ataques de odio contra inmigrantes, musulmanes, mujeres, discapacitados y refugiados.

Hay también preocupación por los nombramientos que ha hecho de personajes intolerantes en su gabinete, como Jeff Sessions como procurador general, ya que este hombre es conocido como antiinmigrante, racista y tiene un historial de oponerse a los derechos civiles.

Para este sábado, en Los Ángeles y otros estados de la Unión Americana se preparaban varias marchas masivas estilo las que se ha llevado a cabo en México contra el gasolinazo, con el propósito de enviar una señal a Trump de que van a proteger a los inmigrantes, parte integral de la economía estadounidense. El lema de las marchas es: ¡Alto al odio! ¡Alto a Trump! En Los Ángeles, se juntaron unas 1,000 almas.

Por otro lado, platicando con republicanos latinos que van a asistir a la ceremonia de toma de posesión de Donald Trump, el sentimiento es que quieren darle una oportunidad y un voto de confianza para ver si puede reactivar la economía.

Sucede que estamos ante un presidente diferente a todos los últimos que Estados Unidos ha tenido. Estamos ante un hombre que no es político y que no tiene filtros ni sabe de diplomacia alguna. Por lo menos, otros ex presidentes nos han atacado a los mexicanos con una sonrisa, fingiéndose amigos nuestros. Bajita la mano, Obama deportó millones.

La diferencia es que Trump no se esconde para decirnos que construirá un muro y que nosotros lo pagaremos. Pero recordemos que ya existen pedazos de muro en la frontera construidos nada menos que en la administración de Bill Clinton.

No sabemos qué va a pasar con Trump en la Presidencia. Hay una gran incertidumbre y una preocupación válidas. Pensábamos porque así lo dejó entrever los primeros días después de su triunfo, que iba a suavizar sus posturas pero en sus últimas declaraciones, ya vimos que no será así. Así que hay que estar preparados y alertas tanto en México como en Estados Unidos y el resto del mundo.

Quizá Trump puede ser una oportunidad para todos, en especial para México y los mexicanos para que consumamos lo que producimos localmente, y no depender tanto de Estados Unidos. En parte, entiendo a Trump cuando está obligando a las empresas a no sacar los empleos de Estados Unidos cuando en este país no hay suficientes trabajos bien pagados. La mayor parte de los nuevos empleos en este país son de medio tiempo, sin prestaciones laborales. Los egresados de las universidades con todo y maestrías batallan para colocarse y encontrar un empleo. No está tan fácil la cosa en materia económica. Hay mucha pobreza y gente viviendo en la calle.

Pero Trump hace cosas que hacen perder toda esperanza. Por ejemplo nombró como secretario del Trabajo a Andrew Puzder, un hombre que se ha enriquecido a costillas de los empleados de la comida rápida con salarios de pobreza. Es un opositor del aumento al salario mínimo, y de que se paguen días de enfermedad a los trabajadores. Se teme pues que su Gobierno en lugar de mejorar la economía, sea sólo para enriquecer a los poderosos, y que se venga un retroceso social.

Lo que Trump no entiende es que al bloquear la creación de empleos por parte de empresas norteamericanas contribuya a que más mexicanos se quieran venir a Estados Unidos a buscar empleo.

En su gabinete hasta ahorita no hay ningún latino. La mayoría de sus nombramientos han sido de gente blanca, y no hay diversidad alguna en su equipo. El panorama no se ve muy alentador en ese sentido.

El tema es harto complicado. Estados como California ya se parapetaron. La legislatura contrató al ex procurador de Justicia de la nación, Eric Holder como asesor legal ante cualquier embestida del nuevo presidente.

EN TEMAS LOCALES…
Me reportan que el ex alcalde de Cajeme, Adalberto Rosas se encuentra estable de salud. Un leve sangrado lo llevó a internarse en un hospital por varios días para hacerse los estudios del caso, y a requerir la donación de tres unidades de sangre para reemplazar lo perdido por la anemia que le sobrevino. Una buena señal es que Adalberto ya salió del nosocomio y empezó con sus bromas, a sacar botana de todo. Así que tranquilos, tendremos Adalberto para rato. ¡Que así sea!

HABLANDO DE EX ALCALDES…
Y ex líderes priístas, cada mes se reúnen en una comida para analizar y discutir estrategias. En diciembre pasado, el alcalde Faustino Félix publicó en Twitter la foto del encuentro. Aparecían el propio edil, Ricardo Bours, Faustino Félix padre, Chayito Oroz, la única mujer que ha dirigido el PRI por increíble que parezca. Vimos también a Adrián Manjarrez, Juan Leyva, don Javier Bours, Gabriel Baldenebro y Guillermo Silva, entre otros.

A como están las cosas a nivel nacional, no será fácil para el PRI retener la Presidencia Municipal; y para el PAN muchos menos, con el legado del ex gobernador Guillermo Padrés. Hay que estar pendientes de partidos como Movimiento Ciudadano y MORENA (Javier Lamarque) que trabajan fuerte rumbo a la elección municipal de 2018. Si bien Movimiento Ciudadano es un palero del PRI, podría ponerse en la delantera, si repiten como candidato a un Gustavo Almada.

A Rodrigo Bours no sé si lo dejen llegar en el PRI. No lo veo venir, a menos que se lance independiente o por otro partido. ¿Qué tal por MORENA? Si Rodrigo Bours va por MORENA tendría más posibilidades que Almada. Claro, si tomamos en cuenta que Movimiento Ciudadano es una comparsa del PRI.

¿Y una candidata mujer podría ayudar al PRI? mantenemos nuestras reservas porque hay mucho machismo en las filas tricolores. Vean, sólo una mujer ha sido dirigente del PRI local. Para que aprueben una candidata mujer, tendrían que estar muy desesperados.

Correo electrónico:
[email protected]

Dejar un Comentario