Encarecen tortilla, frijol, huevo y pollo

Encarecen tortilla, frijol, huevo y pollo

Pero dice PROFECO que no hay alza de precios

EL UNIVERSAL y NOTIMEX.-
El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), Ernesto Nemer, dijo que han detectado incrementos en los precios de varios productos de la canasta básica como pollo, huevo y frijol.

Pero afirmó que no existe un aumento generalizado de precios en todo el país como consecuencia del gasolinazo.

“Debo dejar claro primero que no hay un incremento generalizado en el país; hay algunos productos, algunos artículos que sí reflejan, insisto, algunas alzas que están fuera del rango justificado”, aseguró durante la comparecencia de funcionarios federales ante la Comisión Permanente para explicar él las razones e implicaciones del proceso de flexibilización de los mercados de las gasolinas.

El procurador del consumidor informó que están monitoreando en especial los productos de la canasta básica que están siempre en la mesa de los mexicanos.

De la tortilla, se han detectado aumentos por arriba del rango en Baja California, Colima, Quintana Roo, Guerrero, Yucatán, Nayarit, Ciudad de México, Tabasco y Oaxaca en donde están verificando que a través de los requerimientos de información emitidos por un total de 26 mil, de los cuales 15 fueron para tortilleros y productores harineros.

“Estamos esperando la información para conocer cuál fue la composición de los costos y a partir de ello darle las información técnica que nosotros tenemos de parte de la Secretaría de Economía en el sentido que el incremento no se puede dar ni al uno por ciento, que no puede haber incremento al uno a uno respecto al incremento que se hizo de la gasolina y al diesel”, señaló.

En el caso del frijol, la PROFECO encontró en algún punto de la CDMX un incremento de cuatro pesos; en el huevo sólo un caso y en el pollo (pierna, muslo y pechuga) también un aumento en la Ciudad un precio por arriba de lo regulado de 51 pesos promedio.

En bisteck, cerdo y cebolla se han dado aumentos en algunos lugares en la capital y en la ciudad de Guanajuato.

“Así como eso, varios más derivado de las verificaciones dentro del programa Quién es quién en los precios, estamos verificando que no haya incrementos injustificados”, advirtió.

VIGILAN ALZAS INJUSTIFICADAS
La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) realizó inspecciones a establecimientos dedicados a la venta de productos de primera necesidad, principalmente la masa y la tortilla, por los cuales impuso medidas de restricción de acceso por haber aplicado incrementos injustificados.

El titular de la dependencia, Alfonso Navarrete Prida, dio a conocer que se han efectuado 322 diligencias a centros de trabajo que expenden tortillas de los estados de Baja California, con 46; Baja California Sur, 46; Chiapas, 6; Guerrero, 25; Jalisco, 22; Oaxaca, 25; Sonora, 6; Yucatán, 37; Morelos 2; y la Ciudad de México, 107; de entre los cuales se aplicaron 29 restricciones de operación.

Resaltó que, en los casos en los que se detectó algún abuso a los trabajadores por incumplimiento a la normatividad laboral, es decir, aumento al precio, se procedió a ordenar la restricción de acceso al establecimiento, hasta que se subsanen las irregularidades.

En conferencia de prensa, indicó que se impuso la restricción de acceso por violación a la normatividad laboral a nueve establecimientos de la Ciudad de México, 6 de Chiapas, 5 de Jalisco, 4 de Sonora, 2 de Baja California, 2 de Guerrero, y 1 de Yucatán.

Ello se lleva a cabo en seguimiento al Acuerdo por el Fortalecimiento Económico y Protección de la Economía Familiar firmado en Los Pinos, por lo que se están tomando acciones concretas de autoridad para proteger el poder adquisitivo y “pasamos de la fase de los acuerdos a la etapa de las acciones”.

Las acciones derivan también de quejas de organizaciones sindicales presentadas ante la Comisión Nacional Mixta de Protección al Salario (CONAMPROS) por la violación a los derechos de los trabajadores en su condición de consumidores, enfatizó Navarrete Prida.

Subrayó que no se trata de una “cacería de brujas”, o de que el Estado intervenga en la economía, sino de “la protección al poder adquisitivo del consumo de los trabajadores”.

Mencionó que las inspecciones se llevaron a cabo de manera conjunta con personal de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) y pidió denunciar cualquier incremento injustificado, pues la dependencia a su cargo seguirá con la realización de este tipo de diligencias.

El alza en el precio de la tortilla, advirtió, no se puede justificar, porque el salario mínimo aumentó en pesos y en porcentaje, porque los datos del IMSS respecto al crecimiento de la masa salarial indican que no ha habido un impacto.

“No se vale quererse aprovechar de esa circunstancia para tener un margen de ganancia mayor, cuando en el fondo lo que se refleja es improductividad, manejo de maquinaria que no es conveniente, ya que es obsoleta, que la economía se mantiene en términos estables y se han ofrecido muchas posibilidades de reconversión de la planta productiva”, anotó.

Dejar un Comentario