Paralizada Cruz Roja en Campo 60

Paralizada Cruz Roja en Campo 60

Por falta de recursos la benemérita institución tuvo que cerrar sus puertas

David Vázquez
Vecinos del Ejido Francisco Javier Mina, mejor conocido como Campo 60, expresaron que después de 50 años y por falta de recursos económicos, la Cruz Roja de dicho asentamiento humano decidió cerrar su centro de operaciones, donde brindaba servicios médicos y primeros auxilios a la comunidad y sus alrededores.

Uno de los lineamientos de Cruz Roja Mexicana señala que toda delegación en el país debe ser autosustentable, de lo contrario debería cerrar sus puertas. Esta situación se debe a que esta agrupación no recibe apoyos económicos de ningún ente gubernamental, sólo se mantiene de las colectas realizadas anualmente.

“Nosotros no contamos con un fondo económico de reserva, ni recibimos apoyos de dependencias, vivimos día a día de los que vamos obteniendo diariamente”, señaló Marcos Valenzuela, quien en un tiempo fue integrante del Comité de la benemérita en ese ejido.

Vecinos agregaron que la sociedad ya no aporta en las colectas como lo hacía en años anteriores; por eso la Delegación de Cruz Roja del Ejido Francisco Javier Mina se mantuvo en números rojos durante varios años.

“Muchas personas desconocen que solamente las ambulancias de la Cruz Roja, y últimamente de Protección Civil, acuden a los siniestros de emergencias de cualquier persona, ya que las unidades de hospitales públicos no realizan estas tareas”, puntualizó Rosa María Carmona.

“Si cada vecino hubiera aportado cinco pesos, es probable que aún tuviéramos la Cruz Roja, por lo que buscaremos la manera en que podamos contar de nuevo el servicio”, indicaron otros habitantes.

“El detalle será que de aquí en adelante no tendremos Cruz Roja y, por consiguiente, los primeros auxilios en caso de algún accidente y más cuando se necesite el traslado por una enfermedad de gravedad”, agregaron los vecinos.

AYUNTAMIENTO DE BÁCUM APOYA LA CAUSA
Ante la falta del mencionado servicio en el Campo 60, un paramédico del Departamento de Bomberos de Bácum y una ambulancia están brindando apoyo a la comunidad, mientras se resuelve el caso.

El paramédico es Iván Peralta, quien brinda apoyo a la ciudadanía hasta la reapertura de las instalaciones y se designe al nuevo comité.

Asimismo el secretario del Ayuntamiento de Bácum, Roberto González Encinas, señaló que Cruz Roja se solventa y se mantiene por donaciones del sector social y no depende directamente del Ayuntamiento.

“En nuestro caso sí apoyamos, pues el presidente de Bácum, Eusebio Miranda Guerrero, fue presidente del Patronato de la Cruz Roja, incluso ahorita está en Hermosillo platicando con la Delegación Estatal de Cruz Roja para buscar una solución”, declaró González Encinas.

“El Ayuntamiento de Bácum seguirá poniendo su granito de arena, pero sí necesitamos el apoyo de la comunidad, pues la Cruz Roja no depende directamente del Ayuntamiento como muchas personas creen”, añadió el secretario.

Por último las autoridades municipales de Bácum lamentan la decisión que tomó la Delegación Estatal de la Cruz Roja al no tomar en cuenta a la comunidad del Ejido Francisco Javier Mina en cerrar las instalaciones de Cruz Roja, pues la población se quedará sin ese servicio que es de suma importancia.

Dejar un Comentario