Industria, en focos rojos: CANCAMIN

APRO.-
La actividad industrial del país se paralizó: Durante los primeros 11 meses del 2016, dicho sector no creció, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Las cifras son alarmantes, ya que en noviembre pasado las actividades secundarias tuvieron un crecimiento de 0%, respecto al mes previo, según cifras ajustadas por estacionalidad. Además, en su comparación anual, la industria sólo tuvo un alza de 0.3%.

Al interior del sector, la industria manufacturera fue la que logró el mayor dinamismo al crecer 0.7% en el onceavo mes del año, respecto a octubre y de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad.

Por su parte, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final aumentó apenas 0.1%.

En contraste, la minería tuvo una caída de 1%, al igual que la industria de la construcción que se desplomó 0.9%, precisó el INEGI.

Así, los focos rojos se encendieron en el sector industrial. De hecho, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) señaló que el perfil de la actividad industrial presenta resultados inquietantes en materia de producción, costos y exportaciones.

La situación es la siguiente:
De las 29 especialidades que integran al sector industrial mexicano, 13 cerraron los primeros 11 meses del año pasado con caídas en sus niveles de producción: Extracción de petróleo y gas; minería de minerales metálicos y no metálicos, excepto petróleo y gas; servicios relacionados con la minería; construcción de obras de ingeniería civil; fabricación de insumos textiles y acabado de textiles.

También aquellos dedicados a la fabricación de prendas de vestir; curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos; industria de la madera; impresión e industrias conexas; fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón; industria química; fabricación de industria de transporte; fabricación de muebles, colchones y persianas.

De acuerdo con la CONCAMIN, a los síntomas de debilitamiento en los resultados de producción, inversión, exportaciones y empleo a lo largo de 2016, se suma el impacto sobre sus costos: En 2016 los costos de la industria manufacturera, medidos a través de los precios del productor se acrecentaron 11.2%; es decir, casi tres veces por encima del aumento en los precios al consumidor.

PANORAMA DESOLADOR PARA 2017
El organismo presidido por Manuel Herrera Vega señaló que el nulo avance de la industria deriva de factores que están fuera del control de las empresas y que presionan seriamente la competitividad, como el encarecimiento del dólar y el incremento a los precios de las gasolinas, gas natural, diesel y electricidad.

Aún peor, el panorama que se presenta en materia de costos y exportaciones revela parte de los problemas que complican el desempeño en la actividad industrial mexicana.

De hecho, las exportaciones del sector industrial siguen a la baja ya que en el periodo de enero a noviembre de 2016 retrocedieron 1.7% respecto al mismo lapso del año anterior; sin que aún haya tomado posesión el presidente electo estadunidense Donald Trump, quien aseguró aplicar medidas proteccionistas al principal socio comercial de México.

Por lo mientras, los costos para la industria continúan encareciéndose ante la depreciación del peso.

De acuerdo con el INEGI, ocho especialidades industriales presentan incrementos de dos dígitos en sus costos de producción: Industrias metálicas básicas con 25.1%; fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón, 16.4; equipo de computación 15.9%; comunicación y accesorios electrónicos 15.5%; industria química 15.5%; fabricación de maquinaria y equipo 13%; fabricación de equipo de transporte 11.4%; fabricación de productos metálicos 10.2%; producción de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica con 10.1%.

La CONCAMIN hizo un llamado a avanzar hacia la definición de mecanismos de apoyo que contribuyan a mejorar el ambiente para los negocios, y revertir las tendencias dominantes en los tres signos del sector industrial.

Dejar un Comentario