1910-1920, década difícil para el Mayo II Parte

Continuando con la historia de rebeliones, hechos sangrientos, desastres naturales, epidemias y conflictos políticos en Sonora (especialmente en el sur del Estado) durante este periodo, nuevamente un navojoense es protagonista de un hecho histórico: El 15 de agosto de 1914 hace su entrada triunfal en la Ciudad de México el Cuerpo del Ejército del Noroeste con lo cual se consuma la disolución del Ejército Federal y la victoria del Ejército Constitucionalista con Venustiano Carranza y Álvaro Obregón a la cabeza.

 

 

En Sonora, los problemas y el divisionismo continuaron, ya que Francisco Villa y el Gobernador Maytorena desconocen a Carranza como Primer Jefe de la nación. Uno de los problemas más graves que enfrenta Maytorena es la rebelión de los yaquis, quienes reclamaron la restitución de sus tierras y el regreso de sus hermanos deportados a Yucatán durante el porfiriato. Al no obtener respuesta satisfactoria a sus reclamos, los yaquis mantuvieron su lucha y continuaron con asaltos y pillaje como estrategia de rebelión y sobrevivencia.

 

 

En enero de 1915 arriba a Navojoa un militar de origen sinaloense al frente de la Columna Expedicionaria de Sinaloa, el General Ángel Flores, para luchar contra las fuerzas villistas y maytorenistas que mantuvieron sitiada nuestra ciudad durante tres meses. El 19 de abril, Navojoa fue atacada por una División de 4000 hombres a cargo del Gral. Ramón V. Sosa, con fuerzas enviadas por el Gobernador Maytorena para apoderarse de la ciudad ocupada por tropas constitucionalistas. Fue una lucha con cientos de bajas por ambos lados, con éxito efímero para los maytorenistas, ya que al día siguiente las fuerzas del Gral. Ángel Flores recuperaron la plaza.

 

 

Existe una publicación en el Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa difundida en 2003 que dice: “El General Flores fue declarado Benemérito de Navojoa, haciendo encomio a su entrega en la protección de las familias sonorenses, víctimas inocentes” (“18 Encuentros con la Historia” Mazatlán. Editores: José María Figueroa y Gilberto López Alanís. Gobierno del Estado de Sinaloa). Como bien expresó quien fuera Cronista de Navojoa, Manuel Hernández Salomón, “El desconocimiento de los sucesos ocurridos en nuestra ciudad durante la Revolución, ha dejado en el olvido a su principal defensor: el General Ángel Flores. No existe en la ciudad ninguna calle con su nombre, no ha merecido tal honor. En cambio Francisco Villa ha sido honrado al darle su nombre a una de sus colonias”.

 

 

Durante ese tiempo, las fértiles tierras del Valle del Mayo sufrieron una crisis agrícola que generó como consecuencia “el hambre de 1915-1916”. Lo anterior fue provocado por tres factores: las fuertes lluvias en el invierno de 1914-1915 con graves inundaciones en Navojoa y pérdida de cosechas, la crisis provocada por los combates al finalizar la invasión dirigida por Francisco Villa en noviembre y diciembre de 1915 y, las inundaciones de 1916 en la cuenca del río Mayo con seria afectación de Huatabampo (“La Economía durante la Revolución Mexicana 1910-1920/Impacto en Sonora”. Juan José Gracida Romo. Octubre 2010).

 

 

Para colmo, la región sur del Estado, principalmente Navojoa y Álamos, fue atacada por una epidemia llamada viruela negra entre 1916 y 1918 que causó decenas de muertos y secuelas permanentes en cara y cuerpo a quienes lograban sobrevivir.

 

 

Y por si algo faltaba, el 2 de enero de 1918 ocurrió una de las peores masacres de esa época, cuando los yaquis atacaron el tren proveniente de Hermosillo al provocar un descarrilamiento al sur de Vícam y posterior asalto inmisericorde con asesinatos de mujeres y hombres (militares y civiles), y al menos un secuestro de una mujer navojoense.

 

 

Ahí murió, entre otros, Don Ignacio Mendívil, más de 20 soldados y oficiales, varios miembros de la tripulación y unas muchachas de Culiacán, además María Tirado, de Álamos, quedó herida con un balazo en un muslo.

 

 

Afortunadamente, se cierra esta década con un hecho trascendental para la historia de nuestro país y orgullo para Sonora con el arribo a la Presidencia de México del Gral. Álvaro Obregón por un periodo de cuatro años, a partir del 1 de diciembre de 1920, logrando estabilizar a la nación e impulsar el desarrollo de su tierra, el Valle del Mayo.

Dejar un Comentario